Google+

martes, 2 de septiembre de 2014

Home staging Despersonalizar

Ordenar, Reparar, Limpiar, Despersonalizar y Resaltar. Os suena, llevamos varios post hablando de los principios o claves básicas del Home Staging. Hoy abordaremos en profundidad el que, desde mi punto de vista, es el más difícil de hacer por nosotros mismos sin ayuda: Despersonalizar.

Despersonalizar una vivienda, clave para el Home Staging


Despersonalizar y armonizar uno de los principios básicos del Home Staging



home staging despersonalizar una vivienda



Llevamos varios post hablando de esa técnica llamada “Home Staging”, que nos va a servir para mejorar el aspecto de nuestra casa de manera que resulte atractiva a los potenciales compradores.

Citábamos como Claves o principios básicos del Home Staging: Ordenar, Reparar, Limpiar, Despersonalizar y Resaltar. Hoy vamos a ocuparnos del que, desde mi punto de vista, es el más difícil de realizar por nosotros mismos y sin ayuda, hablo de Despersonalizar. ¿Por qué digo esto? Porque para realizarlo correctamente necesitamos tomar distancia

¿En que consiste Despersonalizar?

En crear un ambiente neutro a la vez que acogedor, cálido, hogareño..... un ambiente en el que cualquiera pueda sentirse cómodo e imaginarse viviendo en esa vivienda. Un ambiente que cualquiera pueda hacer suyo, en el que puedan visualizar que bien quedarían ahí sus cosas.

¿Cómo lo hacemos?

Básicamente debemos deshacernos de todos los objetos y adornos excesivamente personales. Todos tenemos nuestros colores en cortinas, tapicerias, cojines, nuestros adornos, recuerdos de viajes, fotos de nuestros seres queridos, muestras de nuestros gustos o aficiones, de nuestras ideas religiosas o políticas.....Nuestros, nuestras...... Nuestra personalidad impregna nuestra casa. Debemos dejar paso a la personalidad del otro.

Eso no significa que debamos ocultar todo, y mostrar una casa desnuda, vacía y fría. Hay que equilibrarla y armonizarla. ¿Entendeis ahora porque decía que parece muy difícil? A nosotros todos nuestros objetos crean hogar, debemos crear hogar de otra forma.

¿Cual sería mi consejo?

Quitar una buena parte de los objetos. Todos y digo todos, acumulamos cosas con el paso del tiempo, seguro que tenemos exceso de adornos.

Empezar por quitar los que pueden resultar mas sensibles: los alusivos a ideologías religiosa y/o política, y los que tienen mucha fuerza y personalidad, como son los trofeos deportivos o de caza. ¿Siguen siendo muchos? Eliminar las colecciones, las maquetas.

Las fotos son un elemento decorativo bastante frecuente, ¿las dejamos o las quitamos? Pues un término medio. Las fotografías son unos de los objetos que más contribuyen a crear hogar, son muy personales, pero también son muy cálidas. Creo que una buena opción es dejar algunas. Si los marcos armonizan, podemos crear en una mesa o consola o reservando una estantería para ellas un rincón muy agradable, acompañadas por ejemplo de unas velas. Si los marcos son muy diferentes, salpicar algunas por la estancia donde armonicen mejor con el color.

¿Qué hacemos con los CD’s,  DVD? Suelen tener carátulas del mismo tamaño pero diferentes colores, una buena solución para armonizar el ambiente es meter algunos en cajas y entremezclaros con otros sueltos.

¿Y los libros? Pasa lo mismo son de diferentes tamaños y colores, podemos agruparlos con un criterio meramente estético, por tamaños por ejemplo, aunque esta colocación no resulte nada útil para su consulta, pensad que va a ser por un tiempo. Podemos optar por una solución un poco más laboriosa:. buscad un papel bonito, sirve, e incluso dará mejor resultado, varios modelos que combinen, (mezclar lisos con cuadros o rayas en los mismos colores) y forrarlos poniendo los títulos en los lomos.

Si a esto le sumamos algún adorno floral o alguna planta, dependiendo de la estancia, crearemos un ambiente bastante agradable.

Un punto a tener en cuenta son los colores de paredes, cortinas y tapicerías. En general, tener mucha mezcla de color en las viviendas las hace parecer más pequeñas, porque acotan el espacio. Una buena recomendación es intentar restringir a dos o tres colores que armonicen, los que usemos en la casa. Si hemos impreso a nuestro inmueble mucha personalidad en los colores será acertado rebajarla, por ejemplo si tenemos color en las paredes y en las cortinas podemos quitar las éstas o parte de ellas, dejando solo un visillo con los alzapaños en color. 

Al contrario, si tenemos un ambiente monocromático “soso”, unos cojines, mantas, alzapaños...ect en un color de contraste, puede aportarnos ese punto hogareño.

"En general los colores con los que es más fácil conseguir ambientes neutros, cálidos y acogedores son los de la gama de los beiges, tostados y marrones combinados."

Bueno y con esto acabamos hoy, deseo como siempre, que os haya gustado y servido de ayuda.

Espero vuestros comentarios.


Post nuevo Post antiguo Home