Google+

domingo, 25 de agosto de 2013

¿Alquilar es tirar el dinero? Parte 2

Ventajas e inconvenientes de comprar y alquilar

Comprar o alquilar el eterno debate

Eterno dilema comprar o alquilar
Comprar o alquilar
 el eterno dilema

Acababa la entrada anterior, Alquilar es tirar el dinero con un No como respuesta a esa pregunta. Ambas opciones tienen sus ventajas y sus inconvenientes. Ambas, comprar y alquilar son opciones a considerar. Dependerá de cada uno de nosotros, a veces por convicción, a veces por circunstancias. 


Consideremos las ventajas e inconvenientes de cada una de ellas.



Ventajas de alquilar:

Primero: Lo primero que veíamos es que para comprar una casa necesitábamos un desembolso inicial elevado. Aproximadamente el 34% del precio de compra, y que aunque ese importe era recuperable, suponía algo así como haber pagado por anticipado el alquiler de 8 años.

La situación actual del mercado laboral es altamente inestable. Todos tenemos amigos, parientes o vecinos, que en los últimos años han perdido el empleo, o se han visto obligados a renegociar su contrato, siempre a la baja, ante la alternativa de la pérdida de su puesto de trabajo. Han tenido que pactar bajadas de salario o de número de horas trabajadas, cambios de horarios, turnos etc. También como, jóvenes que acaban sus estudios, no tenían cabida en el mercado de trabajo. Y la pregunta es ¿ante semejante panorama es una buena idea comprometer los ahorros? Mañana podemos ser nosotros los afectados y es bueno contar con un colchón. Tal vez sea mas inteligente y sensato esperar a que pase el temporal, teniendo cobijo.

Segundo. El inquilino paga solo el importe de la renta. El resto de los gastos, como comunidad o Ibi, así como todos los imprevistos, debidos al desgaste y/o mantenimiento implican a la propiedad. Por tanto vivir de alquiler nos da una mayor estabilidad en nuestro presupuesto y nos evita sustos.

Tercero. Es más fácil negociar con un particular que con el banco. Si nos vemos en la difícil situación de no poder hacer frente a los pagos será más fácil llegar a un acuerdo con nuestro casero para rebajar el precio o incluso buscarnos un piso más económico. Ir al banco a renegociar una hipoteca es bastante más complicado. De entrada nos costará dinero, cualquier cambio ya sea periodo de carencia o renegociación de plazos llevará aparejada comisiones y los importes en intereses se disparan. Y la opción de vender la casa es tarea bastante más complicada que la alquilar.

Cuarto. Dejando un poco de lado el tema económico, el alquiler nos da margen de movilidad. El cambio de residencia ante por ejemplo, un cambio de trabajo, sería más sencillo. Con el alquiler tenemos menos ataduras. También por causas no previsibles en el momento de la compra como por ejemplo un cambio en infraestructuras que haga nuestra calle más ruidosa, o menos accesible, o pongamos porque no, esos vecinos ruidosos o molestos.


Inconvenientes de alquilar.

Primero. Del dinero que paguemos por renta, no recuperaremos nada el día que dejemos la casa. Además, a diferencia de lo que ocurre con la compra en que las cuotas son constantes, el precio del alquiler va ajustándose al IPC, con lo cual siempre dedicaremos el mismo porcentaje de nuestros ingresos a pagar la casa.

Segundo. Si quiero hacer algún tipo de reforma o acondicionamiento de la casa a mis necesidades cambiantes, estaré a expensas del permiso del propietario. Si invierto dinero tampoco será recuperable.

Tercero. Nunca veré aumentado mi patrimonio.


Ventajas de  comprar:

Primero. Adquiero patrimonio. Aunque supone un desembolso inicial elevado, desde el primer euro es recuperable. Eso si, el plazo y la mayor o menor rentabilidad dependerán de la situación económica del momento.

Segundo. Hago lo que quiero, la casa es mía. Puedo reformar o mejorar la casa sin tener que pedir permiso a nadie. Puedo ir acomodando mi casa a mis necesidades cambiantes.

Tercero. Generalmente, según pasa el tiempo las cuotas son proporcionalmente menores a nuestros ingresos que cuando empezamos a pagar,  ya que las cuotas se mantienen constantes (solo varían la parte de intereses variable) y 600€ no significan lo mismo ahora que dentro de 10 años. Cuando acabe de pagar la hipoteca, viviré en mi casa sin tener que pagar por ello.  

Inconvenientes de comprar.

Primero. Ese desembolso inicial del que hablamos, no es recuperable a corto plazo. Si comprásemos y nos viésemos en la necesidad de vender a la vuelta de un año, probablemente nos habría salido más barato vivir de alquiler. Es muy probable que no consiguiésemos cubrir todos los gastos originados en la compra.

Segundo. Al importe de la hipoteca hay que sumarle los gastos que pertenecen al propietario (comunidad, ibi), así como hacer frente a imprevistos de roturas y desgastes.

Tercero. Estamos más anclados. Es mucho mas difícil cambiar de residencia si media una operación de compra-venta que si tenemos un contrato de alquiler.

Cuarto. Tiene su dificultad renegociar las condiciones de la hipoteca y siempre cuestan dinero. Además, si el banco no accede e incurrimos en impago, los intereses de demora son enormes. Nuestra deuda crecerá exponencialmente mes a mes. Nos encontraremos pagando durante más años de los previstos, e incluso, si se produce la ejecución, sin tan siquiera poder vivir en esa casa.


Conclusión:


Desde el punto de vista de rentabilidad económica para períodos de estancia hasta 5 ú 8 años, el alquiler es una opción de vida estupenda. A partir de ahí la compra adquiere ventajas.

Desde el punto de vista del riesgo depende mucho de nuestra solvencia económica en el momento de hacerlo.

Desde el punto de vista laboral. Si por nuestra edad y/o profesión nuestra residencia es cambiante, el alquiler es una buena opción.



Tenéis una infografía de esta entrada en este infografia comprar frente alquilar
Post nuevo Post antiguo Home