Google+

miércoles, 19 de febrero de 2014

Quiero, necesito..... ¿puedo cambiar de casa?


¿Cambiar de casa?
¿cambio de casa?

Cambio de residencia

¿Por qué me planteo cambiar de casa?.

Los motivos que nos llevan a plantearnos un cambio de domicilio son innumerables, pero casi siempre están relacionados con cambios importantes en nuestra vida. Porque quiero independizarme, casarme, tener hijos, trabajar en otra ciudad, trabajar desde casa, porque me quiero jubilar, porque quiero viajar,  porque mi hijos ya no viven en casa......  Por tanto, necesito una casa más grande, más pequeña, más céntrica, mejor comunicada,  más tranquila, con colegios cercanos, con colegios lejanos.... y así un largo etcétera.

Porque nuestra vida cambia, cambiamos nosotros. Con la edad nuestros gustos y preferencias cambian, pero también nuestras necesidades. Nuestra casa es muchas cosas, es refugio, hogar, nuestro centro vital, tenemos nuestras necesidades básicas cubiertas en ella.

Pero ante una decisión tan importante como la de mudarse,  hay tres preguntas que deberíamos hacernos:

¿quiero cambiar de casa?, ¿necesito cambiar de casa? ¿puedo cambiar de casa?. 



  • La de repuesta más fácil es la primera, Si quiero. Porque mi vivienda no cubre mis necesidades y expectativas, y no hay forma de arreglarlo.O No, no quiero, porque a pesar de que mi casa no responde a todas mis necesidades, no deseo vivir en otro sitio.
  •  ¿Necesito el cambio? ¿ existe alguna posibilidad de que nuestra casa actual pueda seguir cumpliendo con esa función de hogar?. 


Al reflexionar sobre estas dos cuestiones veremos si la mejor opción para nosotros es la de mudarnos, podría ser el caso de un cambio de ciudad,  o por el contrario existen alternativas, como por ejemplo una reforma, o incluso una simple reordenación de nuestros muebles, que nos haga la vivienda más funcional.


  • La tercera será la que en muchos casos marque si tenemos posibilidad de elegir o no. La que hará inclinarse la balanza, en la mayoría de las ocasiones, en uno u otro sentido. Y, en el puedo cambiar, entramos a considerar cuestiones económicas. Con mis ahorros, lo que perciba por la venta de mi casa y el importe que pueda conseguir mediante préstamo hipotecario puedo adquirir la que a día de hoy sería la casa de mis sueños. Cuanto riesgo corro, es este el mejor momento.....


En las siguientes entradas nos centraremos en la compra, en que quiero, cuanto vale lo que quiero y en si puedo permitirme lo que quiero.

Espero vuestros comentarios y valoraciones.

Post nuevo Post antiguo Home