Google+

lunes, 11 de agosto de 2014

Home staging Reparar

Reparar y reformar, arreglar esos pequeños desperfectos que pueden dañar la imagen de una vivienda, haciéndola parecer más vieja y/o descuidada.


Reparar y reformar de cara al home staging.

Cuando transmitimos una propiedad, debemos hacerlo con toda honradez, cualquier problema que tenga la vivienda debe ser arreglado, humedades, calderas que no funcionan, problemas de tuberías ...etc. El nuevo propietario debe poder entrar en la vivienda sin ningún tipo de problema de habitabilidad. Eso sin ningún género de duda.

Cuando hablamos de reparar o reformar, de cara al home staging, hablamos de arreglar esos pequeños desperfectos que puede tener la vivienda a consecuencia de su uso y antigüedad. Se trata de mejorar la estética de la vivienda. Es en esa línea de mejorar la estética, sin que ello suponga enmascarar u ocultar problemas de fondo, en la que nos movemos en la técnica del Home Staging.

Pero ¿de que desperfectos hablamos? Paredes con desconchones, enchufes rotos, juntas de azulejos ennegrecidas o deterioradas. Fruto del paso del tiempo y el uso, este tipo de desperfectos son muy frecuentes en cualquier casa.

"Ya lo he indicado en otras ocasiones, los dos primeros minutos de una visita de venta son cruciales. En ese corto espacio de tiempo recibimos sensaciones visuales y olfativas que instintivamente analizamos y con las que nos hacemos una composición en nuestra mente de la propiedad: luminosa, cuidada, nueva, renovada, agradable. o sucia, oscura, vieja, descuidada, deteriorada...."

En el instante en que alguien de visita ve un enchufe roto por ejemplo, se desatan todas las alarmas. Desde ese momento estará mucho más pendiente de encontrar todos los defectos que de el resto de las cualidades de la casa.

Por tanto, no debemos caer en la tentación de pensar que, como vamos a vender la vivienda, ocuparnos de esos pequeños detalles nos resta tiempo y no va a reportarnos ningún beneficio. "El comprador ya lo pondrá a su gusto". No, una cosa es que alguien que visita nuestra casa piense ¡Que bonito quedaría pintado de azul! y otra muy diferente es que su primer pensamiento sea ¡Lo primero que hay que hacer es pintar!. En el primer caso la persona está identificando esa casa con su hogar, en el segundo le producen sensaciones negativas de tiempo, dinero, complicaciones, que más voy a encontrarme si esto que está a la vista lo tienen así. Desconfianza, esa es la palabra.

"Todo el tiempo y el esfuerzo que dediquemos a esas tareas de mantenimiento no serán ni mucho menos en vano, tendrán su recompensa en forma de atractivo y confianza ante los vendedores y ante las características del inmueble. Aumentarán las posibilidades de compra"

Y Reformar una casa antes de venderla 

Esta es una cuestión que surge muchas veces, ¿si reformo mi casa y así la vendo mejor y a mayor precio?. Como siempre no hay una única respuesta.

Mi opinión personal es que si tienes una casa antigua, tal vez deteriorada, venderla así, aunque pongas un precio muy bajo va a ser difícil. Desconfianza, incertidumbre ante lo que me puedo encontrar una vez que inicie la reforma, puede ser un gran freno para cualquier posible comprador. En ese caso acometer una reforma en la que se toquen elementos vitales como tuberías, electricidad, calefacción en profundidad y elementos estéticos de manera más ligera, le permitirán vender con una mayor facilidad y a un precio más elevado recuperando lo invertido en la reforma.

Si por el contrario lo que tengo es una casa desactualizada, arreglar desperfectos y hacerle un lavado de cara generalizado, puede resultarle más ventajoso. No invertirá tanto dinero ni tiempo y podrá ponerla a la venta mucho antes.

En cualquiera de los dos casos, cuando se acometa la parte estética, deberá primar no el gusto propio, sino la funcionalidad, practicidad y todos aquellos elementos que embellezcan la vivienda de manera digamos "apersonal". Por ejemplo, usar para las paredes colores claros y neutros como los beiges y tostados, harán parecer a los espacios más amplios y les dotarán de luminosidad, Si amueblamos poner pocos muebles, los imprescindibles, y que sean ligeros. Hablaremos más en profundidad en la entrada dedicada a la despersonalización.

Como siempre, espero que os hay gustado y nos vemos en la próxima.


Post nuevo Post antiguo Home