Google+

lunes, 28 de julio de 2014

Home staging Ordenar y despejar

Vamos a ir explicando más extensamente lo que queremos decir cuando hablamos de los principios básicos del Home Staging y de las pautas a seguir, en esta ocasión: Ordenar y Despejar. Te animas, empecemos.

Principios básicos de Home Staging: Ordenar y despejar



ordenar despejar pautas y principios básicos de Home staging

Hablábamos en la entrada anterior de cuales eran las pautas a seguir para realizar Home staging, y dábamos unas pequeñas explicaciones de en que consistía cada uno de ellos. ¡¡¡Despejar y ordenar!!!. Empecemos.

A lo largo de nuestra vida vamos cambiando y nuestra casa con nosotros. No necesitamos lo mismo cuando vivimos solo con nuestra pareja, por ejemplo, que cuando llegan los niños y según van creciendo.

Lo que generalmente hacemos es adaptándonos a esas necesidades y más. Con los años vamos acumulando libros, discos, adornos, ropa, juguetes... etc y lo solucionamos comprando muebles auxiliares o colocando estanterías. Con lo que al cabo de unos años solemos tener la casa más "ocupada" de lo necesario. Si lo pensamos ¿de verdad nos hacen falta tantas cosas? ¡Tomemos medidas hay que ordenar.!

"Así que este es nuestro primer paso, vamos a hacer un repaso de todo lo que tenemos, habitación por habitación, y vamos a deshacernos de todo aquello que no nos hace falta. Podemos aprovechar además, para ir embalando cosas de cara a la mudanza. Recolocaremos lo que nos quede"

¿Qué conseguiremos? Habremos despejado las estancias, podremos tener menos muebles, reubicar incluso alguno, como consejo pondremos siempre los muebles grandes pegados a las paredes, con lo que mejoraremos la circulación por las habitaciones y aumentará no solo el espacio en sí, sino  la sensación de espacio disponible.

No penséis que hablo solo de los elementos a la vista como librerías o estanterías, también a los muebles por dentro. Es bastante usual en una visita de venta querer ver los armarios por dentro. ¡¡Nada da peor imagen que un armario abarrotado y desorganizado!!. Abrir las puertas y encontrarse con una montaña de ropa amontonada, transmitirá de inmediato la idea de que a la casa le falta espacio de almacenamiento. También en la cocina, evitar esos armarios en los que las cacerolas o las sartenes están unas encima de otras, o esos otros en los que hay que quitar los bols para poder coger los platos.

Especial cuidado en los baños, en esas bañeras que tienen repisas incorporadas solemos dejar el gel, el champoo, las cremas....... fuera. La repisa debe estar limpia. Si acaso podemos buscar algún tipo de caja por ejemplo, de plástico que nos permita tener esos elementos a mano, pero no 10 botes a la vista. Esos recibidores en los que tenemos percheros, pueden tener un abrigo o un bolso, pero no más. Orden. ¡¡Ojo con esos detalles!!

Así que después de esta primera acción tendremos una casa más despejada, evitando el exceso de elementos ornamentales que distraigan de lo esencial, perfectamente organizada en la que cada cosa tiene su sitio y hay un sitio para cada cosa. Habremos conseguido agrandar visualmente la vivienda.

Nos vemos en la siguiente, Reparar.

Post nuevo Post antiguo Home